dilluns, 24 de setembre de 2012

TEMPUS FUGIT, GENERAL BONITO (A vueltas con la muerte de Prim -XIII)

AMADEO ANTE PRIM


Serrano sí parece haber sido beneficiario directo de la muerte de Prim. Fue presidente del gobierno con Amadeo, y de la República o, mejor, de lo que quedaba de ella, después del golpe de Pavía, a quien había derrotado militarmente en Alcolea. Pero no parece que tuviera capacidad para urdir él solito tan amplia y minuciosa trama como fue el complot que llevó a la eliminación de Prim. No era lo bastante inteligente.

Si Paúl y Angulo era un egótico, Serrano era un narcisista. Su jefe de escolta estuvo implicado en la contratación de sicarios para una tentativa de asesinato fallida. Acaso pudiera haber sido cómplice pasivo, que simplemente dejara hacer, en la convicción que la desaparición de Prim le allanaba a él el camino. Pero de esto a estar en la cúspide de la trama va una infinidad.

Cuando Amadeo I visitó en la basílica de Atocha la capilla ardiente de Prim, le prometió a su viuda que iba a detener a los asesinos de su esposo. "Bastará con que mire a su alrededor, Majestad" le contestó ésta. El que estaba allí era precisamente Serrano.

Si hubo alguno de entre los implicados que obtuvo algún beneficio de la muerte de Prim, éste fue sin duda Serrano. Pero con franqueza, le veo incapaz de ser el autor intelectual. Más bien cabría decir que si siguió siendo influyente, fue porque no molestaba a nadie peligroso. Y cuando empezó a creérselo y jugó a ser el Mac-Mahon español, lo echaron y punto. Tempus fugit, general bonito, tempus fugit.

2 comentaris:

  1. Querido amigo: aún no leíste mi libro. Te diré que Serrano era un tipo un tanto especial. Dejaba hacer a su alrededor. Su mujer, la Inzaga cubana, estaba liada con el ayudante de Serrano el marqués de Ahumada, tercer hijo del duque del mismo título y que Pastor era su jefe de seguridad y que el Tarraconí Vidal Pujadas (coronel de la Guardia Civil y ex jefe de los Mossos d'Escuadra)formaban el cuarteto que decidían por Serrano. Ese era el entorno que llevó a efecto el magnicido. José Mª Pastor contrató a los hombres que dispararon y los tuvo en su casa. también estaba colaborando en el magnicidio preparado por Solís y que fueron detenidos todos menos Solís y Sostrada.

    ResponElimina
  2. Prometo leerlo cuanto antes. En cualquier caso, y dentro de la limitadas pretensiones de estos artículos, no veo tampoco contradicción alguna entre lo que planteas y la exclusión de Serrano como cerebro del asesinato de Prim. Como mínimo, no de iure. Otra cosa sería a quién servía realmente el cuarteto; si pensando que servía a uno estaba, sin embargo, sirviendo a otro o... Allí desde luego que ya no alcanzo.
    Un saludo

    ResponElimina